Don Jorge lleva 20 años con una notoria presencia en las ferias de la comuna de Cerro Navia. Comenzó como colero vendiendo únicamente fósforos en un bolso, en el que además llevaba muchos sueños. Inicialmente tomó el camino tradicional, para esto estudió Construcción en la Universidad Católica, pero al poco andar decidió que su camino debía ser diferente. Trabajando en el rubro hotelero, al mismo tiempo, se dedicó a investigar el mercado de las Ferias Libres. Después del trabajo pasaba a distintos supermercados para analizar las diferencias de promociones y qué opciones podía tomar él para emprender. Finalmente se lanzó con todo, debido a su forma de ser, al poco tiempo era presidente de una agrupación de “Coleros” la que transformó en sindicato y se fue a presentar ante la alcaldesa de ese entonces. Tras un mes de prueba, junto a una treintena de otros comerciantes, obtuvieron sus patentes definitivas, renunciando así a su trabajo hotelero y comenzando a emprender su propio camino.

¿CUÁLES HAN SIDO TUS PRINCIPALES LOGROS EN LA FERIA?

– Desde un principio se ha ido creciendo poco a poco. Cuando empecé era súper sacrificado, todo solo y con esfuerzo, me movía primero con mis fósforos en un bolso, luego en triciclo, pero al pasar de los años las cosas han ido mejorando significativamente. Hoy tengo ayudantes, un buen vehículo, un puesto bien abastecido y con las ganancias logré lo que fue mi primer motivo… mi casa propia, del modo en que siempre la quise tener y vivir. Tengo la alegría de que mi hijo está estudiando una segunda carrera y mi hija está a punto de salir de un buen colegio, con las mejores notas para poder alcanzar su sueño que es estudiar medicina.

¿CUÁL ES LA CLAVE EN EL TRATO DE LA CASERA Y EL CASERO?

– Más que una clave es la actitud y el foco. En mi caso siempre apunto a no perder al cliente, un cliente contento te recomienda y lo más importante de todo… siempre regresa. Si me dicen que algo se me olvidó entregar no lo pienso y lo entrego, para que el cliente pueda irse satisfecho. Lo otro es la amabilidad y respeto con el que el cliente debe tratarse, siempre feliz de atenderlos.

¿QUÉ OPINA DEL PLAN AMIGOS DEL COMERCIANTE?

– Creo que es una iniciativa muy interesante. Ya es importante el tener una persona a cargo de los sectores y comerciantes, es un vínculo permanente con la empresa que muchos grandes consorcios no lo tienen. Gracias al plan, contamos con un apoyo en terreno que nos entrega material y nos informa del mercado, nuevos productos y beneficios a los que podemos acceder. Todo se traduce en poder lograr una mayor y mejor venta.

¿QUÉ LES RECOMENDARÍA A LOS JÓVENES?

– Les diría que el emprendimiento siempre es un buen camino, no hay nada como ser dueño de su propio negocio y tiempos. Y para quienes les interese, siempre estoy dispuesto a dar una mano enseñando el rubro y el cómo se hacen las cosas de buena manera.