“Incluso en mis vacaciones me voy a dar una vuelta a la feria más cercana para convivir con la gente”

Hace ya 6 años que la señora Lorena dejó su puesto en el mesón de una conocida empresa Farmacéutica, para lanzarse a emprender sola. No le fue sencillo, pero como ella misma nos cuenta, el hecho de escuchar a sus caseritas, conocer lo que necesitaban y compartir con ellas, le fue enseñando a transformarse en lo que es hoy; una persona independiente, dueña de su negocio, su tiempo y con una vida que disfruta con alegría.

¿CÓMO LLEGÓ A LA FERIA?

Cuando dejé de trabajar en la tienda me puse a pensar que haría con mi finiquito, no tenía mucha idea así que decidí invertir en lo que conocía, que era más que nada la paquetería. Se me dio la oportunidad de comprar una patente para un puesto en medio de la feria Chilectra en Renca, donde empecé con poquitas cosas.

¿QUÉ FUE LO MÁS DIFÍCIL?

Al principio la forma de trabajo era dura, el trato de la gente, el frío, la lluvia, pero gracias a Dios poco a poco me empecé a ambientar y esas cosas dejaron de ser un tema. Como no conocía mayormente la forma de trabajo me fui a dar unas vueltas al Persa de Teniente Cruz a ver cómo las otras personas vendían, trataban con la gente y exhibían su mercadería. De todos sacaba un aprendizaje. Además, la misma gente nos fue informando de lo que necesitaban así que empecé con lo que más conocía que era el producto papel higiénico confort y otras cosas de uso diario, el resto lo comencé a agregar a través de la misma clientela que en las conversaciones del día a día me iba enseñando.

¿EN QUÉ HA CAMBIADO SU VIDA AL DÍA DE HOY?

En mi vida ha sido un cambio total, partiendo por lo económico. Al poco tiempo me di cuenta que en una semana aquí podía ganar lo que en un mes lograba en mi trabajo anterior, pero lo más importante es que recuperé el compartir con mi familia y tener una vida propia. Hoy trabajan conmigo mi hermana, mi cuñado, incluso mis sobrinos, cuando la venta sube en los fines de semana.  En lo personal, me veo más segura, mucho más responsable porque es algo mío, por lo que me dan más ganas de levantarme y venir a la pega. Puedo manejar mis tiempos, tomarme todo febrero de vacaciones y pasar las fiestas con la familia.

¿QUÉ LE PARECE EL PLAN DE AMIGOS DEL COMERCIANTE?

Creo que son hartos los beneficios que nos entrega. Tenemos una atención diferente e información más directa de las ofertas y promociones, vamos a comprar ya sabiendo qué es lo mejor cada mes.

Lo más importante es que nos da una imagen diferente frente a los clientes y a los mismos compañeros de la feria. La gente acá nos pregunta por qué llegan con regalos, por qué el toldo, por qué tenemos carteles con la marca para los precios y yo les digo porque somos parte de una especie de familia, nosotros preferimos sus productos y ellos nos respaldan, nos premian, nos invitan a eventos y confían en nosotros, es eso mismo lo que hace que los clientes compren con más confianza, tanto en nuestro trabajo, como en la calidad de los productos que vendemos, lo que es muy importante para un feriante, ya que ven que tenemos un respaldo directo de las marcas.